José Ramón Ledesma Aguilar

Gracias a Federica Trombetta he conseguido encontrar algo que llevaba más de 40 años buscando… ¡A mi mismo! Federica es una persona que ama tanto lo que hace que en ningún momento de las sesiones tienes la sensación que se trate de algo forzado o artificial, es natural, y por ello los resultados son auténticos y duraderos.