Cómo entrenar tu memoria con la lista de la compra

Hoy quiero explicarte un ejercicio muy fácil y divertido para entrenar tu memoria aprovechando una tarea que hace parte de tu día a día: la compra.

Entrena tu memoria todos los días

¿Sueles hacerte una lista cuando vas al supermercado? Es probable de que sí. Y si no lo haces, seguramente  te haya pasado de olvidar de poner en tu carrito algún producto.

En este artículo aprenderás a crear una lista de la compra mental y de forma rápida. De esta manera, no vas a necesitar más papelitos para recordar los productos que necesitas adquirir. 

Para ello, vamos a utilizar la técnica del palacio de la memoria . 

 

El palacio de la memoria para memorizar la lista de la compra​

En cada una de sus habitaciones vamos a colocar más de una imagen. Para ello, utilizaremos los objetos/muebles presentes en cada lugar, para crear asociaciones fantasiosas con las imágenes de cada elemento de nuestra lista de la compra. 

Por ejemplo, imagínate que nuestra lista de la compra fuera:

  1. Fruta
  2. Queso
  3. Leche
  4. Yogur
  5. Lejía
  6. Harina
  7. Huevos
  8. Limpiador del baño
  9. Fregona
  10. Café
  11. Palillos de dientes
  12. Papel plata

Mejora tu memoria aprovechando la lista de la compra

¡Empecemos! Voy a colocar las imágenes de cada producto en una o más habitaciones de mi palacio: pasillo, salón, cocina, baño y dormitorio. A continuación, creo una historia en la que soy la protagonista.  

Por ejemplo: 

Estoy paseando en el pasillo de mi casa, descalza, y noto algo raro, frío y blandito debajo de mis pies. Miro y veo trozos de fruta de vario tipo. Notamos la temperatura, la textura, y el olor que sale al pisarla. Después de esta experiencia, paso al salón. Allí utilizo 3 muebles para crear más asociaciones: la estantería, el sofá, la tele. Me acerco a la estantería para coger un libro, pero me doy cuenta que en vez qué libros hay diferentes tipos de quesos. 

El olor es muy intenso y me molesta. Así que decido ir a relajarme en el sofá. Allí está tumbada una vaca. Me siento a su lado y quiero ver la tele. Cuando la enciendo se transforma en un enorme bote de yogur que explota y el yogur está ahora por todas partes. Me voy a la cocina. Abro el grifo para limpiarme. El agua huele muy mal porque en realidad es lejía. Empiezo a toser, me falta el aire y abro la nevera para coger agua fresquita. Nada mas hacerlo, se me cae encima una montaña de harina que me sumerge y del techo caen huevos. Me voy al baño para limpiarme. 

Allí me quiero duchar. Sin embargo la ducha está ocupada por Don Limpio que se está lavando con una fregona. Así que intento lavarme con el agua del grifo,  pero está marrón ya que es café. Me voy a mi dormitorio cansadísima. Me pongo en mi cama y empieza picarme el cuerpo. Me doy cuenta que el colchón está lleno de palillos de dientes. Me cubro con la manta pero es muy fría porque es papel de plata.”

Cuando vaya al super empezaré a pasear mentalmente en mi palacio de la memoria. De esta manera, conectará con cada uno de los productos que quiero comprar sin necesitar nada mas que mi mente.

Crea tu propia lista de la compra y ordénala en tu mente con el palacio de la memoria. 

¿Me cuentas tu historia?

Un abrazo

Federica