Ordenar la información en tu mente con el palacio de la memoria

Hoy vas a aprender la técnica de memorización que utilizaba Cicerón para recordar sus discursos. Sin duda es mi técnica preferida, ya que es versátil y se puede aplicar al estudio de cualquier cosa.

Una técnica para ordenar la información en tu mente y recordarla en el tiempo.

Básicamente consiste en crear un edificio con los ojos de la mente (un palacio o un piso con diferentes habitaciones) y en llenarlo con imágenes de las cosas que queremos recordar. Como ya sabes, cuanto más loca, más descabellada, graciosa, escabrosa sea la imagen, más inolvidable será.

El palacio de la memoria consiste, más concretamente, en crear imágenes impactantes relacionadas con la información que quieres memorizar, y asociarlas a lugares u objetos específicos en ellos contenidos.

De esta manera, no solo memorizarás la información que quieras (los conceptos claves de un discurso, de un tema, de un mapa mental, etc.) sino que además lo harás creando un orden específico que te permitirá recordarlo todo de una forma clara y ordenada.

Podemos resumir esta técnica en los siguientes pasos:

  1. Crea en tu mente un “palacio de la memoria”: puede ser tu piso, el piso de tus padres, de un amigo, la biblioteca, el supermercado.  Lo importante es que puedas visualizar claramente cada habitación con sus detalles, muebles, objetos, colores, luz, etc.
  2. Visualiza el recorrido que harías habitualmente al entrar en este lugar.
  3. Crea unas imágenes impactantes que representan los conceptos que quieres memorizar y colócalas en cada habitación.
  4. Finalmente, crea una asociación absurda, paradójica, impactante entre las habitaciones y las imágenes.

En el artículo anterior de mi blog hemos utilizado como palacio de la memoria en vez que el típico piso, el cuerpo de una persona (donde cada lugar es una parte del cuerpo distinta).

De esta manera nuestras habitaciones son las partes del cuerpo siguiendo un orden preciso.

Empezando por abajo:

  • Los pies (habitación 1)
  • Los dedos del pie (habitación 2)
  • Las rodillas (habitación 3)
  • Los muslos (habitación 4)
  • La barriga (habitación 5)
  • El pecho (habitación 6)
  • La cara (habitación 7)
  • La cabeza (habitación 8).

Este palacio lo hemos utilizado para recordar las 13 palabras:

  1. CHANCLA
  2. ALOE VERA
  3. TORNILLO
  4. RALLADOR
  5. HUESO
  6. GATO
  7. ESMALTE
  8. PELO
  9. PERLAS
  10. MASCARILLA
  11. QUESO
  12. MARTILLO
  13. CHOCOLATE

¿Cómo? Creando una asociación absurda y fantasiosa entre cada parte del cuerpo (para crear un orden mental) y cada imagen de la palabra, creando una historia, una experiencia que nos permitirá recordar cada una. ¿Recuerdas la visualización de la semana pasada?

Aquí te la vuelvo a escribir:

“Imagina que te estás mirando tus PIES y te das cuenta que tienes puestas unas chanclas enormes, desproporcionadas. Además te fijas que desde los DEDOS salen, en vez que uñas, hojas larguísimas de Aloe Vera, verdes y suaves. Ahora te fijas en tus RODILLAS y te das cuenta que te han clavado unos tornillos que te duelen muchísimo. Y seguimos subiendo por tu cuerpo. Ahora mirate los MUSLOS. Allí está pegado un rallador de queso que empieza a rallarte los muslos. ¡Qué dolor! Sigues subiendo y ahora te fijas en tu BARRIGA. Te duele y vez que dentro hay algo. Explota tu barriga y de ella sale un gato negro con las uñas pintadas con un esmalte fucsia. Ahora hemos llegado al PECHO. Te das cuenta que aquí empieza a crecerte pelo, cada vez mas y mas, y a la vez que crece van apareciendo colgando de él  unas perlas blancas que usas ara hacerte un collar de perlas. Llegamos a tu CARA. Allí tiene puesta una mascarilla. El aire que respiras es caliente y huele a queso gorgonzola. ¡Que asco! Te quitas la mascarilla y alguien te da un golpe con un martillo en la CABEZA rompiéndola ya que tu craneo en realidad está hecho de chocolate”.

Cuando creas una visualización aliña la historia con características de los 5 sentidos: olfato, tacto, gusto, oido, no solo la vista. Esto hace que una simple historia se transforme en una experiencia, de manera que el impacto emocional será mucho mayo y el recuerdo más fuerte.

Cuando creas una visualización aliña la historia con características de los 5 sentidos: olfato, tacto, gusto, oido, no solo la vista.

Esto hace que una simple historia se transforme en una experiencia, de manera que el impacto emocional será mucho mayo y el recuerdo más fuerte.

Nos vemos la semana que viene

Un abrazo mágico

Federica