Cómo mejorar tu memoria

A partir de hoy quiero compartir contigo algunos pequeños tips para despertar la magia de tu mente y para que despiertes todo tu potencial. Sí, porque tienes una memoria extraordinaria, un tesoro muy valioso que es tu mente. Lo que pasa es que a menudo no le sacamos todo su potencial, ya que nadie nos ha explicado cómo hacerlo. Para esto estoy aquí. Para explicarte como hacerlo fácilmente.

La memoria tiene tres características importantes que, si aprendes a usar, van a marcar un antes y un después en tu forma de aprender.

  • Es VISUAL por el 83%, es decir que retenemos más lo que vemos y no lo que leemos o escuchamos. Por esta razón es más fácil recordar una película que un libro, o una cara respecto a un nombre. Nuestra mente es como si fuera una gran pantalla de cine. Cada pensamiento se transforma automáticamente en una imagen. Si por ejemplo te pidiera de pensar en la habitación de cuando eras niño o niña, vas a ver en tu mente, en pocos segundos, la imagen de este lugar.Es por la fuerza de nuestra memoria visual que es mucho mas fácil recordar la cara de una persona nueva respecto a su nombre. ¿Por qué? Porque el nombre es una información auditiva, mientras que su cara es totalmente visual.
  • Es ASOCIATIVA: asociamos recuerdos a sensaciones, conceptos a imágenes. Por ejemplo, al escuchar una canción nos acordamos de un momento concreto de nuestra vida, al oler un perfume nos acordamos de una persona, etc. Yo por ejemplo, cuando escucho la canción “the final countdown” del grupo “Europe”, me motivo y me activo al instante, conectando con una sensación de empoderamiento, ya que era la canción que escuchaba todas las mañana, en la época de exámenes, cuando estaba en la universidad. La propiedad asociativa es también la responsable de que un niño pequeño aprenda a hablar. ¿Cómo lo hace? Creando asociaciones entre cada objeto y el sonido de su palabra, creando así, poco a poco, de forma natural, su proprio vocabulario.
  • Es EMOCIONAL: no olvidamos algo que nos causa una fuerte emoción. Nunca olvidaremos el día de nuestra boda, el nacimiento de un hijo, el primer beso…De la misma manera nunca olvidaremos una experiencia traumática. Todo lo que nos emociona deja una huella en nuestro cerebro.

Cuando se estudia de una forma tradicional, normalmente sólo utilizamos la propiedad asociativa. De esta manera es normal que nos cueste recordar lo que leemos. Además, esto provoca que el aprendizaje sea más lento y aburrido.

Por lo tanto, el primer error a la hora de estudiar y de aprender es justamente esto: olvidarnos de la memoria visual transformando conceptos en imágenes concreta y asociándolas una con otra de forma fantasiosa, estimulando la parte emocional. Durante las próximas semanas te explicaré como hacerlo para revolucionar por completo tu forma de aprender.

¿Y tú? ¿Cómo sueles estudiar? ¿Repites y haces resúmenes o usa la parte visual y emocional de la memoria? ¿Estudiar para ti es un proceso divertido y creativo o aburrido y pesado?

Cuéntamelo en los comentarios aquí abajo.