Cómo obtener mejores resultados en tu vida

Hasta ahora hemos jugado con nuestra mente para imaginar y visualizar historias fantasiosas para recordar listas de palabras, vocabulario, conceptos, etc. Pero la magia no acaba aquí. Todo lo que pensamos, en cada instante, aparece en la “pantalla de cine” de nuestra mente bajo forma de imágenes. Por ejemplo, si ahora te pidiera de pensar en el Coliseo, verías la imagen de este monumento en tu mente…¿Verdad?

Todo lo en que pensamos se transforma en una imagen mental

Esto significa que somos como directores de cine, que plasman continuamente películas mentales. Todas las veces que recordamos algo o que pensamos en el futuro, en realidad estamos imaginando algo concreto.

Y ahora viene lo realmente mágico. Nuestros pensamientos tienen un papel crucial en los resultados que tenemos en nuestra vida.

Lo que piensas determina tu estado emocional, es decir que según lo que pienses te sentirás de una manera o de otra. El estado emocional influye sobre la actitud que vas a tener frente a un nuevo reto o simplemente frente a la situación que estás viviendo. La actitud determina tu comportamiento (acción) y el los resultados que vas a obtener.

Los pensamientos determinan tus resultados en la vida

Voy a hacerte un ejemplo. Imagínate que mañana tengo una entrevista de trabajo. De repente y de forma automática, en mi mente aparecen pensamientos del tipo:

  • No quiero ponerme nerviosa en la entrevista
  • Seguro que me quedo con la mente en blanco y me pondré muy nerviosa
  • No voy a recordar lo que quiero decir

Estos pensamientos no son gratuitos. Me refiero a que van a despertar en mí una emoción que en esta específica situación (la entrevista) no va a apoyarme: el miedo. El miedo me va a paralizar, va a determinar una actitud insegura que va a bloquearme y a impedirme dar lo mejor de mí en la entrevista. ¿Resultado? Seguro que no va a ser la mejor entrevista de mi vida. El resultado negativo acabará por reforzar todos mis pensamientos negativos relacionados con la entrevista de trabajo. Hasta que no tome consciencia de ello, la historia se va a repetir una vez tras otra.

Elige tus pensamientos para cambiar tus resultados

El primer paso para cambiar los resultados que no te gustan en tu vida es tomar consciencia de cuáles son los pensamientos relacionados. Y esto se traslada en cada espacio de tu vida: en las relaciones de pareja, en las amistades, en tu trabajo, en tu salud.

Si quieres cambiar algo pregúntate: “Cuáles son los pensamientos que me guían al respecto? Si no te gustan cámbialos.

Aprende a elegir cada mañana, cada día, los pensamientos que quieres tener. De esta manera estará decidiendo tu actitud  e influyendo directamente en tu comportamiento.

Recuerda: no tenemos control en prácticamente nada en esta vida. No podemos controlar lo que pasa en nuestro entorno, laque piensan o cómo actuar los demás. Pero sí que tenemos el control absoluto sobre nuestra mente: elige tus pensamientos y cambia tu vida…Y la magia está hecha.

Un abrazo mágico

Federica