info@federicatrombetta.com

Memorizar la Constitución Española Fácilmente

Abres el tema que toca hoy sobre la Constitución Española y se te cruzan los ojos.😵

Demasiados conceptos, detalles, artículos aparecen de las páginas que tienes delante. Parece tan difícil memorizar una cantidad tan grande de conceptos abstractos.

¿En serio tiene que ser tan difícil?

Pues no, en absoluto. Hoy te voy a explicar como usar tu memoria visual y tu imaginación para recordar fácilmente los conceptos de la Constitución Española. Te aseguro que va a ser fácil y divertido. ¡A partir de hoy te va a encantar estudiarla!

¿Cómo usar la memoria visual y la imaginación para memorizar la Constitución Española?

Lo que vamos a hacer es:

1. Transformar cualquier concepto o palabra clave en una IMAGEN TANGIBLE, es decir, en algo que puedas tocar con mano, que no tenga nada de abstracto o confuso. Para ello, podemos usar dos métodos. 

  • El primero consiste en buscar una palabra en español que tenga un sonido parecido a la palabra que quieras memorizar y que además sea fácilmente visualizable. Por ejemplo, la imagen que elijo para “LEY” es a la Princesa LEIA, ya que tiene un sonido parecido y puedo imaginarla fácilmente. Así que Leia siempre será mi imagen de ley.
  • El segundo método consiste en elegir una imagen de alguna manera te haga conectar con la palabra/concepto que quieras recordar. Por ejemplo, Mi imagen de “orden” es Marie Kondo, la escritora japonesa del libro “la magia del orden”. Así que cuando aparezca esta mujer en mi película mental, sé que estoy hablando de orden.

2. Crear una asociación impactante entre las imágenes de los conceptos que quieras recordar, creando una pequeña PELÍCULA MENTAL.

Y...¡Tachán! La magia está hecha

La semana que viene te haré ejemplos concretos y empezaremos a memorizar la Constitución Española juntos.

Un abrazo mágico

Federica

LEER MÁS →

El Secreto del Aprendizaje

¿Te ha pasado algo así?

Tienes un examen en un par de semanas. Te encierras y te pones a estudiar a tope, leyendo, haciendo resúmenes y repitiendo hasta el infinito y más allá 😀 . Y luego, de repente, justo después del examen, pasa algo sorprendente: los recuerdos empiezan a volatilizarse en el olvido. Todo la información que con tanto esfuerzo conseguiste encajar en tu mente, de repente desaparece…para siempre.

A las pocas semanas la información que aprendiste va dejando espacio al olvido.

Es normal. No depende de que tengas problemas de memoria. El cerebro funciona de esta manera. Si no reforzamos las nuevas conexiones neuronales (los nuevos recuerdos), estas van perdiendo fuerza y poco a poco dejamos de recordar aquello por lo que tanto nos esforzamos.

Edgar Dale, pedagogo estadounidense, desarrolló un estudio y una teoría muy interesante en la que explica lo que está detrás de este fenómeno. 

Según su teoría, después de alrededor de dos semanas, lo que se queda en nuestra memoria de lo que aprendimos, varía según la metodología de aprendizaje.

Como puedes ver en la imagen, a las dos semanas sólo recordaremos :

  • Un 5-10% de lo que hemos leído y/o escuchado. Por ejemplo, lo que has escuchado en la clase o lo que has leído en el libro o en el temario. Esta información es muy débil y necesita un constante y frecuente repaso para mantenerla viva.
  • Un 20-30% de que has visto. Puede que se trate de un documental o de un video tutorial. O incluso una gráfica. Como sabes, el potencial de la memoria visual es mayor respecto al auditivo y al cenestésico
Estas modalidades de aprendizaje son pasivas. Todo empieza a cambiar cuando pasamos a una modalidad activa, en la que tomamos un papel más creativo. 

Cuando pasamos de una modalidad de aprendizaje pasiva a otra activa los recuerdos se hacen más sólidos.

 En este caso la situación mejora, ya que vamos a recordar:

  • Un 50% de lo que decimos. En esta categoría se incluye repetir en voz alta lo que hemos aprendido, para consolidar la información. También incluye los debates, cuando argumentamos o reflexionamos sobre un tema específico.
  • Un 75% de lo que hacemos. Aquí vamos a tomar un papel protagonista, vamos a experimentar. por ejemplo, hacer una dinámica de grupo, un experimento en el laboratorio o incluso usar las técnicas de memoria. Sí, porque cuando creamos un palacio de la memoria, lo que vamos a hacer en realidad es experimentar algo, en este caso un paseo en un lugar mental en el que nos pasan un montón de cosas extraordinarias y emocionantes.
  • Un 95% de lo que explicamos a los demás. Cuando somos capaces de enseñar a otros algo, significa que  hemos integrado y asimilado tanto esta información que ya la dominamos. 

Las técnicas de memoria caen en la categoría de Hacer y experimentar. Por esta razón los recuerdos generados son más sólidos.

Así que ya sabes. Si quieres aprender de una forma más efectiva y dejar de lado la frustración que genera el olvido, usa una metodología de estudio activa, creativa, que te permita experimentar y aun mejor, enseñar a otros. Las técnicas de aprendizaje rápido y creativo son mágicas para ello.

Nos vemos la semana que viene

Un abrazo mágico

Federica

LEER MÁS →

El secreto para superar nuevos retos

¿Te gusta jugar al tenis?

Imagina de haber empezado hace poco tiempo a dar clases de este deporte. Vas mejorando día tras día, sin embargo sigues siendo a nivel bastante básico.

Y ahora, imagínate que te llamen para jugar en el campeonato de Wimbledon, en el cual tendrás que enfrentarte con los mejores tenistas a nivel mundial. ¿Cómo te sentirías? Estoy segura que nervioso/a, angustiado/a. 😰 

 

El nivel de Reto tiene que ir de la mano de tus capacidades

Cuando el reto al que nos enfrentamos es demasiado alto respecto a las habilidades que tenemos (tanto físicas como mentales), entonces vamos a experimentar estrés negativo, aquel tipo de estrés que nos bloquea, que va de la mano del miedo y que no nos permite conectar con nuestro potencial.

Según la teoría de M. Csikszentmihalyi, existe un estado óptimo, cuando nos enfrentamos a una tarea o a un desafío, que él llama estado de FLOW (fluir). En este estado el nivel de reto está bastante equilibrado con nuestras capacidades. Es cuando conseguimos disfrutar de la situación, sumergirnos completamente en la tarea y aprender de ella.

Según el nivel de reto y de habilidades, podemos encontrarnos en 3 situaciones distintas:

  1. Situación muy estresante. Cuando el reto es demasiado elevado y no nos sentimos capacitados para ello. Por ejemplo, dar una charla en público en un idioma extranjero que no dominas y sobre un tema muy complicado…¡Qué angustia!
  2. Situación aburrida. En este caso el reto es bastante sencillo. Tenemos muchas habilidades para enfrentarnos a ello. En esta situación podemos hasta aburrirnos o sentirnos desmotivados. Hacer una carrera con un niño de 5 años…¿A qué sería muuuy fácil ganar? 😆
  3. Fluir. El reto es motivador y nos sentimos a la altura de la situación. Hay un equilibrio entre nuestras capacidades, nuestra confianza en nosotros mismo/a y lo que tenemos que hacer.

En el proceso de aprendizaje pasarás por todas estas fases

Al principio te sentirás atrapado/a en la primera situación, la estresante. No pasa nada. Respira y pregúntate: ¿Qué necesito mejorar para sentirme con más recursos? ¿Qué habilidad necesito entrenar? ¿Dónde puedo encontrar más herramientas para enfrentarme a este reto? ¿Cómo puedo bajar el nivel de este desafío? 

Esta es la sensación que experimentamos todas las veces que salimos de nuestra zona de comodidad, de confort. Abraza esta incomodidad y trabájate para pasar a la zona de flow.

Un abrazo mágico

Federica

LEER MÁS →

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad