CUENTO DEL VIERNES: EL SABIO Y LA BARCA

Picture 156

ITALIANO

¿Te ha pasado alguna vez de quejarte porque las cosas no iban como te gustaría?

¿Te ha pasado alguna vez de utilizar “tu fracaso” como excusa para no seguir intentándolo?

Este cuento me recuerda que a menudo no utilizamos ni un 10% de los recursos que tenemos.

Nos olvidamos de nuestra fuerza y nos perdimos entre las quejas y la desilusión.

Que este cuento te recuerde que eres un volcán de energía, sólo hay que encenderlo!

Buena lectura

con cariño

Federica

Cierta vez, un hombre decidió consultar a un sabio sobre sus problemas.

Tras un largo viaje hasta el paraje donde aquel maestro vivía, el hombre, finalmente, pudo dar con él:

“Maestro, vengo a usted porque estoy desesperado. Todo me sale mal y no sé qué hacer para salir adelante”.
El sabio le contestó:
Puedo ayudarte con esto. ¿Sabes remar?
Un poco confundido, el hombre contestó que sí.

Entonces el maestro le acompañó hasta un lago. Juntos subieron a un bote y el sabio le dijo al hombre que remase hasta el centro del lago.
“¿Va a explicarme ahora como mejorar mi vida?”, dijo el hombre, advirtiendo que el anciano gozaba del viaje sin más preocupaciones.
Al llegar al centro exacto del lago, el maestro le dijo:
“Acerca tu cara al agua y dime qué ves”.
El hombre se asomó por encima del pequeño bote y, tratando de no perder el equilibrio, acercó su rostro todo lo que pudo.

De repente, el anciano le empujó y cayó al agua.

Al intentar salir, el anciano le sujetó impidiendo que subiera a la superficie.

Desesperado, el joven manoteó, pataleó, gritó inútilmente bajo el agua.

Cuando estaba casi ahogado, el sabio soltó y le permitió subir.

Una vez en el bote, entre toses y ahogos, el hombre gritó.
“¿Está usted loco? ¿No se da cuenta, casi me ahoga?”
Con el rostro tranquilo, el maestro le preguntó:
“Cuando estabas bajo el agua, ¿qué era lo que más deseabas?”
“¡Respirar, por supuesto!”
“Bien, pues cuando luches para salir adelante con la misma vehemencia con la que luchabas por respirar, entonces estarás preparado para triunfar”.

5 thoughts on “CUENTO DEL VIERNES: EL SABIO Y LA BARCA

    • federicatrombetta

      Buenos días Maria Dolores! Sí, luchar y hacer todo lo que está en nuestras manos para lograr nuestros sueños…dejando la quejas y las escusas en una esquina! Aunque a veces resulte complicado siempre merece la pena!un abrazo!

  1. bollingentower

    Hola Federica,
    sabes la parte que más me ha llamado la atención del relato?, cuando el hombre afirma “Todo me sale mal”.
    Pienso que ahí es cuando comienzan los problemas (no necesariamente antes). Es una idea irracional (“Todo”) con carga emocional (“mal”).
    Gracias por tus escritos.
    Buen finde.

    • federicatrombetta

      Gracias por tu comentario!
      Es verdad! la mayoría de las veces somos nosotros mismos a crear problemas cada vez más grandes entrando en una dinámica negativa que retroalimentamos continuamente. A veces nos pasan cosas en la vida que son como “bombas” que nos despiertan y nos hacen relativizar las cosas…Sería fantástico aprender a “despertarnos” sin experiencias fuertes y acordarnos todos los días que la felicidad y nuestro éxito dependen de nuestra actitud!un abrazo

  2. Juanma Bollingen Tower

    Ah, y no es que sea la moraleja exacta pero me ha recordado a “Dum spiro spero” – Mientras respiro tengo esperanza.
    Gracias.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s