QUITARSE LA ARMADURA

VOLARE

ITALIANO

Hace cuatro años hice un curso de TÉCNICAS DE MEMORIZACIÓN y lectura rápida que me cambió literalmente la vida.

Recuerdo todavía el entusiasmo y la emoción en descubrir las inmensas POTENCIALIDADES de nuestro cerebro que, hasta entonces, no tenía idea de que existieran.

Fue como descubrir de tener un ferrari y no mi coche de siempre y de empezar a conducir en el circúito de fórmula 1 en vez que en la conocida carrettera de toda la vida….pero esta es otra historia.

Durante este curso descubrí algo más importante y profundo: que somos realmente DUEÑOS DE NOSOTROS MISMOS, de nuestra vida y que podemos alcanzar nuestros sueños si estamos dispuestos a ENFRENTARNOS A NUESTROS MIEDOS y a salir de nuestra ZONA DE CONFORT.

Matteo, el instructor del curso, contó una anécdota que me ayudó a romper el ARMADURA que llevaba encima por miedo a sufrir.

No te la contaré en este artículo porque no sabría trasmitírtela de la misma manera, pero ententaré explicártela con mis palabras.

Imagínate un PÉNDULO. Imagínatelo parado.

Ahora coge con tus dedos la parte colgante y llévala de la posición actual a 90 grados hacia la izquierda y déjalo.

Se moverá de 180 grados hacia la derecha. Lo ves?

PENDOLO2

El movimiento del péndulo es regular, oscila de un lado a otro y cuanto más lo arrastras hacia un lado cuanto más empuje tendrá para llegar al lado opuesto…sigue leyes de la física.

Ahora imagina que la VIDA sea el conjunto de TODOS LOS ÁNGULOS cubiertos por el péndulo: el péndulo eres tú.

Coloca a la izquierda la felicidad: cuanto más te mueves hacia ella cuanto más intensos serán los momentos felices.

En lado derecho pon los momentos tristes. Vale la misma regla: la intensidad de estos momentos crece cuanto más te muevas a la derecha.

Te ha pasado alguna vez de vivir una experiencia muy bonita, quizás de enamorarte de alguien, de sentirte feliz y con la sensación de tocar el cielo y ¿un “instante” después ver tu sueño hecho pedazos?

A lo mejor porqué la persona con la que estabas te ha dejado o ha elegido seguir por camino sin ti, o simplemente porqué la vida misma te ha presentado un momento difícil de superar…

Son aquellos momentos en los que el péndulo pasa de un lado a otro.

A menudo nos encerramos en nosotros mismos y nos ponemos una armadura para protegernos. Nos juramos que no nos dejaremos llevar nunca más por las emociones y por los sentimientos, que nunca más confiaremos en los demás y que no volveremos a abrir nuestro corazón.

Sin duda es posible controlar el movimiento y la oscilación de nuestro péndulo intentando que se mueva muy poquito hacia el lado de la tristeza.

Sólo existe una CONTRAINDICACIÓN: intentado controlar el dolor estamos renunciando a los momentos de intensa felicidad, conformándonos con un NIVEL DE ALEGRÍA mediocre, poco intenso…plano.

Cuando el péndulo pierde su impulso entonces se para dejándonos en un estado de total APATÍA: no sufres pero tampoco eres alegre.

Pienso que renunciar a los momentos de profunda felicidad  para protegernos del dolor es un precio demasiado alto que pagar.

El dolor es inevitable, somos seres humanos, emocionales, alumnos en una escuela en la que estamos todos aprendiendo a vivir: el mundo.

El dolor existe y a lo mejor son justamente aquellos momentos de intensa felicidad que nos confieren la fuerza para enfrentarnos a él.

Creo que  esta vida nos brinda la oportunidad de experimentar lo más bonito que hay: el AMOR. El amor de dos enamorados, de una madre hacia su hijo, de un hijo hacia sus padres, de una profunda amistad…El AMOR POR LA VIDA MISMA.

El miedo a sufrir nos hace vivir en cadenas, con resignación y nos transforma en tristes víctimas.

Una canción de Jovanotti  dice que “la justicia del mundo castiga quien tiene alas pero no vuela”. No creo que se pueda hablar de justicia, más bien pienso que somos nosotros mismos a castigarnos cuando renunciamos a volar por miedo a caer.

Espero que este artículo te ayude a reflexionar y a tomar consciencia de cómo se está moviendo tu péndulo:

¿está parado o se mueve? Y ¿Con que intensidad está oscilando?

¿Como deseas que sea tu vida? Decide hoy como vivirla y elige que significado darle.

Con cariño

Federica

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s