LAS BASES DE LA FELICIDAD

ITALIANO

Todavía recuerdo el día exacto  en el que, durante mi máster en coaching personal, leí por primera vez estas palabras. Fueron para mi profundamente enriquecedoras… espero que lo sean para ti también!

Buena lectura!

Sólo cuando estás bien contigo mismo puedes estar bien con los demás.

Sólo cuando sepas manejar tu soledad podrás manejar una relación.

Sólo cuando tengas paz contigo mismo  podrás compartirla con otros.

La felicidad no consiste ni en hacer felices a los demás ni en que los demás te hagan feliz a ti.

Lo más importante de tu vida eres tú mismo y debes comenzar por ser feliz tú.

Lo demás vendrá solo. 

A la luz no hay que decirle que ilumine ni al fuego que caliente.

Es su naturaleza y no pueden hacer otra cosa.

El que es feliz y tiene paz las irradiará a su alrededor, y además no podrá dejar de hacerlo.

Son las leyes inmutables de la existencia.

Si sufres, no eches la culpa a los demás como un niño inmaduro.

El único causante de tu infelicidad eres tú mismo. 

La felicidad no viene de fuera. Te fue dada junto con la vida.

Está en tu interior. Sólo tienes que descubrirla dentro de ti.

Necesitas aprender a valorarte para poder valorar…

a quererte para poder querer,

a respetarte para poder respetar,

y a aceptarte para poder aceptar,

ya que nadie puede dar lo que no tiene. 

Ninguna relación te dará la paz que tú mismo no seas capaz de crear en tu interior.

Ninguna relación te brindará la felicidad que tú mismo no seas capaz de construir.

Sólo podrás amar y ser feliz cuando no necesites manipular a los que dices querer

y tampoco te dejes manejar por los que dicen que te quieren.

Sólo podrás ser feliz con otra persona cuando puedas decirle:

“No te necesito para ser feliz”.

Sólo podrá ser feliz una pareja cuando ambos se unan,

no para hacerse felices el uno al otro,

sino para compartir la felicidad que cada uno previamente ya tiene.

Pretender que otra persona nos haga felices y llene todas nuestras expectativas

es una fantasía estéril que sólo trae frustraciones.

Para alcanzar la paz y ser feliz necesitas una humilde autosuficien­cia,

una equilibrada autoestima y la práctica de una libertad responsable.

Por eso ámate mucho, madura, y el día que puedas decirle a la otra persona mirándole a los ojos:

“quiero ser feliz contigo porque he aprendido a ser feliz sin ti”,

ese día estarás preparado para vivir en pareja.

Y el día que puedas decirle a cualquier persona

“quiero compartir esto contigo (trabajo, proyectos, amistad) porque he aprendido a disfrutarlo sin ti”,

ese día estarás preparado  para mantener cualquier relación.

La vida es, en definitiva, soledad y relación.

Desde la soledad se salta a la relación y desde ahí se regresa a la primera.

Pero ese regreso no es para lamerse las heridas, sino para construirse a sí mismo sobre bases sólidas.

Sólo el que sabe edificar primero su propia casa se convierte en una fortaleza inquebrantable ante las flechas envenenadas de la vida.

Sólo el que sabe construir su soledad y su mismidad es capaz de alcanzar la paz y sentirse armonía en todo y con todo.

Sólo el que descubre que la razón de su existencia

está en su interior y no en lo exterior y se dedica a buscarla y edificarla,

sólo ese podrá ser feliz.

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s