HIPNOSIS ERICKSONIANA

Estamos acostumbrados a asociar la palabra HIPNOSIS con conceptos a veces esotéricos o mágicos, que nos lleva a tener una actitud escéptica. Si es verdad que la hipnosis es una disciplina utilizada para hacer espectáculos de magia, en los que el hipnotista tiene un poder completo sobre la persona hipnotizada, sin embargo, la hipnosis es una herramienta muy útil y eficaz en la terapia.

La manera más sencilla de explicarte lo que es la hipnosis es la siguiente.

Todos sabemos que existen varios estados o niveles del sueño, asociados a una específica actividad cerebral (sueño profundo, REM, etc.) De la misma manera existen varios estadios de vigilia, especialmente dos: uno en que los procesos mentales conscientes e inconscientes están asociados y otro en que se disocian.

 

1. LOS PROCESOS MENTALES CONSCIENTES E INSCONCIENTES ESTÁN ASOCIADOS.

Representa el estado de vigilia más común, que nos acompaña durante la mayoría de las actividades del día. En este estado nuestra atención consciente crea un verdadero filtro a través del cual cualquier orden, consejo, idea o sugestión vienen minuciosamente analizados a través de la lupa de la racionalidad. Es como si tuviéramos un mecanismo de defensa constantemente activado. De esta manera todo lo que nos dicen, por bien que nos venga, choca contra este muro y la información viene manipulada por nuestras creencias, miedos, valores.

2. LO CONSCIENTE E INCONSCIENTE ESTÁN DISOCIADOS.

Este estado está caracterizado por una disociación entre nuestra parte consciente e inconsciente. Este estado es el que llamamos trance hipnótico y en que nuestra atención consciente se focaliza en un punto. Al hacerlo se crea un espacio, un pasaje a través del que todo tipo de mensaje puede llegar directamente a nuestra parte inconsciente, sin manipulación ni filtros. Durante el trance hipnótico la persona entra en un estado de relajación muy profunda en el que va escuchando la voz del terapeuta y los mensajes (metáforas, cuentos, sugestiones, anécdotas) que utiliza para guiar su inconsciente hacia los recursos que necesita para solucionar su problema.

La hipnosis ericksoniana aparece gracias al médico y psiquiatra estadounidense Milton Erickson, que convirtió la hipnosis clásica en una forma de terapia diferente, conversacional y entonces más natural.

Mientras que las demás terapias se basan en buscar el orígen del problema y como puede ser tratado, la hipnosis ericksoniana se centra en el presente utilizando un enfoque naturalista, observando atentamente la conducta natural del cliente, utilizando su propio lenguaje, su propia visión del mundo y recursos internos para ayudar a resolver sus propios problemas a su manera. (Hawkins, P., 2007). 

Mientras que la hipnosis clásica utiliza un protocolo y unas sugestiones directas, la Hipnosis Ericksoniana utiliza un estilo totalmente diferente, habitual, permisivo, dejando que la persona encuentre sus propios recursos.

 

Contacta conmigo para reservar tu primera sesión.